La tradición de las cestas de navidad también evoluciona

Las “cestas y lotes de navidad” son, en España un elemento tan genuino de las fiestas como lo pueden ser el árbol o el Belén. Hasta la más pequeña de las empresas destina una parte de su presupuesto a realizar estos regalos navideños a empleados y clientes. Cestas y lotes que suelen contener una o varias botellas de vino, conservas, alguna pieza de embutido y el típico turrón navideño, amén de algún que otro detalle personalizado.

Esta versión adulta del aguinaldo navideño es, además, generalmente asequible a todos los bolsillos. Cambiando el nivel del lote, por supuesto, pero cualquier empresa, por pequeña que sea, puede y suele permitirse tener contentos, al menos, a sus clientes con esta suerte de presentes. http://www.pymemarketing.net/blog es que es un método sencillo para fidelizar clientela y alegrar las fiestas a los empleados.

Pero, ¿de dónde viene esta tradición tan habitual hoy en día? ¿Cuál es el origen de este codiciado objeto de deseo de rifas y sorteos navideños? ¿Es un obsequio originariamente ibérico? Según parece, como tantas otras tradiciones, el origen de estos regalos se encuentra en el Antiguo Imperio Romano.

Vini, vidi, vinci

Para celebrar el nuevo año, los romanos regalaban a sus allegados una ‘sportula’, o cestillo, en la que incluían algún que otro higo seco, ramitas de olivo, hojas de laurel y un mensaje con buenos deseos grabado en pequeñas lamparitas. Más de 1500 años después de la caída de Roma, los españoles decidieron retomar aquella bonita costumbre y comenzaron a regalarse las ya tradicionales cestas de Navidad.

No tardaron mucho en convertirse parte de la cultura de muchos otros países. Primero en Europa y luego en Estados Unidos, donde se prima más las ‘Christmas baskets’, cargadas de dulces hasta arriba. Más parecido al concepto español de lote navideño es lo que se lleva a cabo en los países del sur de Europa, los de raíces latinas, como Italia o Portugal.

Cestas y lotes hoy

Hoy en día, las cestas y lotes de navidad han evolucionado para ajustarse a todos los presupuestos. Se puede conseguir desde la cesta más sencilla hasta la más ostentosa. Pese a que siempre suele haber elementos comunes, al final, dependiendo de como se configure la cesta y, especialmente, si lleva o no incluido el clásico jamón, el precio puede fluctuar mucho.

Como ha sucedido con muchos productos, la venta de cestas y lotes por Internet ha experimentado un incremento notable durante los últimos años. Este auge se debe sobre todo al amplio abanico de posibilidades que Internet ofrece, tanto a los distribuidores como a los propios clientes. La tramitación de la cesta a través de la red ofrece la posibilidad de poder personalizar la propia cesta y controlar mejor los elementos que va a incluir, con lo que se concede un alto grado de libertad a los consumidores en su confección.

Además, las empresas dedicadas a este género suelen tener una notable gama de cestas que se ajustan a todos los gustos. Buen ejemplo de esta dinámica es la empresa de cestas de navidad y lotes de navidad Cestic.com, que, además de ofrecer la posibilidad de hacer el pedido vía Internet, permite encargarla directamente por teléfono. Una buena manera de hacer llegar a clientes y empleados la cesta que tanto ellos como la empresa desean.

1 Response a “La tradición de las cestas de navidad también evoluciona”


  • cestas de navidad

    Las cestas de navidad son un elemento más de la navidad. El empleado que no recibe una cesta parece que no está contento, por ese motivo todos los empleados reciben cestas de navidad para así que esten contentos. La mayoría de las empresas se gastan algo de los beneficios para satisfacer a sus empleados y de esa manera que vean que ellos le importan al empresario.

Participa con un comentario