Tag Archive for 'empresa'

Programa de Software para la gestión de Recursos Humanos de forma profesional en la Empresa

software recursos humanos

Las pequeñas y medianas empresas en España tienden a externalizar en gestorías todo el papeleo referente a gestión contable, fiscal y obviamente también todo lo referente a temas laborales, que fundamentalmente consiste en la tramitación de nuevos contratos de trabajo y despidos (con sus correspondientes altas y bajas en la seguridad social), el cálculo de indemizaciones y también asesoramiento sobre qué tipo de contratos son más convenientes, así como qué subvenciones existen en cada momento, así como la elaboración de nóminas. Y poco más.

Esto es todo lo que se solía hacer hasta ahora en las pymes en tema de gestión de personal… el motivo es básicamente que ni sabían, ni desde gerencia se quería hacer más. Pero la competencia no solo ataca en materia económica en “robar cuota de mercado”, ahora también existe otro tipo de competencia, y se llama mercado laboral, donde unas pocas empresas (que sí prestan atención a los detalles como es mirar por el bienestar de sus personas) hacen que la cosa vaya poco a poco cambiando, las llaman startups y son fundamentalmente empresas de tecnología.

Si afortunadamente integras el club de las empresas que se preocupan de verdad por sus empleados,  este programa de Software para la gestión de Recursos Humanos de forma profesional en la Empresa te interesará, se llama Factorial, y permite centralizar todo lo referente a gestión de personas en un mismo lugar, dan servicio para la gestión de las vacaciones de los empleados, bajas laborales, ausencias y en definitiva el control de horarios de trabajo que desde 2017 es obligatorio en las empresas, también hace de nube de almacenamiento online de documentos laborales correspondientes a los contratos de trabajo, nóminas… todo ello accesible desde Internet de forma segura por todos los que necesiten, con sus respectivos permisos de usuario y privilegios de acceso a determinadas funcionalidades del software, en función de si eres empleado, empresario o administrador de recursos humanos.

Un todo en uno que te ayudará a llevar de manera profesional la gestión de personas de la empresa e incluso a dar un paso más y ser capaces de establecer planes de remuneración flexibles sujetos a consecución de objetivos o beneficios empresariales, así como monitorizar su cumplimiento. Si necesitas un software de gestión de recursos humanos, Factorial es ideal, y en estos momentos es gratis, así que aprovecha.

Financiación para iniciar un negocio

financiacion iniciar negocio

Los inversores dicen que sobra dinero para invertir en buenos proyectos. Y los emprendedores dicen que el capital riesgo es inversión sin riesgo y que se les hace dificil encontrar financiación que apueste por sus proyectos en la etapa inicial. En esa en la que todavía el negocio es una idea o un proyecto a punto de consolidarse.

Los tiempos de vender ideas de proyectos financiables con un power point pasaron a la historia. Ahora los inversores buscan proyectos con muchos condicionantes. Que haya demostrado ser capaz de emprender la idea en forma de proyecto mínimo viable, consiguiendo sus primeros clientes, que encaje dentro de la temática de proyectos de inversión en los que suelen meterse, que estén próximos a su área de residencia, que tengan buenas referencias de los emprendedores y su equipo gestor, que haya un buen pacto de socios y por último que la temática sea invertible porque se haya dentro de una tendencia en el mercado en el que rápidamente pueden multiplicar su inversión con nuevas rondas o ventas a empresas más grandes. Es decir, que haya una clara salida de la startup.

Los bancos tampoco lo ponen fácil, para ofrecerte financiación para una idea féliz o proyecto empresarial piden que el emprendedor ya sea solvente. Lo que excluye a gran cantidad de empresarios en potencia. Es decir, que si te dan 100.000€ esperan que tengas un patrimonio de igual o superior a 100.000€ en activos. Y si el emprendedor no los tiene, entonces, piden los famosos avales y garantías. Pues un banco al fin y al cabo, gana dinero prestando dinero y que se lo devuelvan. Si el proyecto se queda por el camino y fracasa. Entonces pierden lo que habían prestado y de alguna forma tienen que tratar de recuperarlo. Así mismo, aunque no sea fácil conseguir inversión bancaria. Es la más barata. Pues al fin y al cabo lo que haces es apalancarte a un tipo de interés que generalmente deberás ser más bajo a la rentabilidad económica y financiera que le saques anualmente al negocio que emprendas. Con este dinero consigues iniciar la actividad, empezar a generar flujos de caja y no cedes parte de tu empresa a un tercero. En el sentido de que si el negocio funciona, entonces el dinero del inversor sí que te habrá salido caro, pues deberás rentar dividendos durante toda la vida en rentabilidad de la empresa o plusvalías en caso de que se venda en un futuro.

Por último, en caso de que el caso de que no te haya sido posible recurir a la financiación de terceros por parte de inversores de capital riesgo o incluso de amigos o familiares. Y los bancos te hayan financiado. Tienes dos alternativas:

Autofinanciarte con recursos propios procedentes del ahorro o de las venta de servicios u otras rentas que consigas alcanzar hasta disponer de capital suficiente para emprender la actividad. O bien tomar un poco más de riesgos y aventurarte a solicitar un credito rapido, que son estos préstamos de empresas que se anuncian en la televisión en los que puedes obtener financiación a través de creditos rapidos sin papeles. En estos el coste efectivo de la financiación es bastante elevado, pero es posible que en un momento dado te puedan sacar de un apuro. Revisa siempre las condiciones y finalmente decide entre todas las alternativas la más ventajosa para emprender tu actividad.

La auditoria de cuentas, método clave para atraer inversores a la empresa

Si una startup ha pasado su primer ciclo de vida como empresa gastando los cartuchos de liquidez provienentes de sus fondos propios aportados por sus accionistas en el momento de consitución de la sociedad, entonces tiene dos opciones para terminar de validar su modelo de negocio:

1. Financiación ajena a través del endeudamiento mediante préstamos bancario (con o sin aval).

2. Optar por una ampliación de capital atrayendo nuevos inversores a la sociedad, lo que el argot se suele llamar realizar una primera ronda de financiación.

Estas rondas de inversión para captar más financión propia, suelen estar respaldadas por las 3F, “Friends, Family and Fools”. Y en España, cada vez es más común que las empresas se financien de esta forma para ver cumplir sus sueños de desarrollo de negocio.

Es más, si no hay estas rondas de financiación previas, muchos otros inversores se niegan a entrar en la propia ronda de inversión, ya que consideran que ellos invierten a partir de unas determinadas valoraciones y con la esperanza de que la empresa llegue a alcanzar un valor 10 veces superior, para poder recuperar adecuadamente su inversión. Ya que invertir en startups entraña bastante riesgo por la escasa liquidez de los títulos que se compran.

Precisamente por este motivo, una vez la empresa ya empieza a progresar adecuadamente en el mercado y supera ciertas valoraciones demostrando que es un negocio que funciona de manera viable y rentable. Parece que algunos de las principales firmas de inversión y fondos de capital riesgo están empezando a solicitar la ayuda de auditores especializados.

La finalidad y su función sería que entren como auditores internos a conocer los entresijos de la compañía en venta y sean capaces de con la información facilitada a través de la empresa, junto con la información mercantíl presentada. Dar un informe de valoración, situación y reflejo de la imagen fiel de la empresa, mucho más neutral que la que visión que podrían tener los futuros inversores, si no contasen con la ayuda de estos profesionales.

Y es que tiene todo el sentido del mundo, porque a nadie le gusta invertir en algo que tiempo mas tarde puede que se demuestre que era un negocio nefasto porque los gerentes estaban ocultando información o falseándola para proyectar una imagen diferente de la realidad.

Las pequeñas empresas no tienen la obligación de somerterse a auditorias contables, pero si de cara al proceso de “due diligence” contratan una empresa de auditoría, siempre podrán poner en valor que la compañía que prentenden vender es realmente lo que se ve y no un cuento chino.

Por tanto, nuestra recomendación es que si te encuentras inmerso en una vorágine de captación de inversión, tal vez el hecho de incorporar al proceso una empresa de auditoría externa que respalde tus hipótesis y propuestas comerciales, sea la clave para facilitar la operación de venta o captación de financiación, al trasmitir que efectivamente como confirma la empresa de auditoría estás dando la opción de entrar a los inversores en un gran negocio. Siendo así bueno tanto para el que vende como para el que compra.

¿Merece la pena invertir en un mercado de capitales como la bolsa?

Cuando invertir en bolsa

Desde 2008 vivimos inmersos en una crisis cuyo inicio podemos situar tras la quiebra Leman Brothers, como sumo exponente de la burbuja hipotecaria y crediticia en EEUU, el cual desencadenó el inicio de un gran desplome de los mercados de capitales como la bolsa en todo el mundo y que afectó muy negativamente a todos los inversores que se quedarón pillados con las bajadas de los valores y que no vendieron sus títulos a tiempo, con la esperanza de que en algún momento esos títulos volvieran a subir hasta el mismo nivel.

Pero como dice el refrán, “a río revuelto ganancia de pescadores”, y es precisamente en estos “años malos” donde se han visto grandes bajadas en los títulos de las acciones de algunas empresas cotizadas donde otros inversores han tenido sus “años buenos” y han ganado impresionantes fortunas generalmente gracias a apostar a la baja, es decir, en lugar de esperar una revalorización de los títulos… se situaban en posiciones corto placistas diciendo que esos títulos iban a bajar todavía más.

Esto con un mercado de valores sumido en el caos, más la incertidumbre acerca de qué hacer cuando sucede un suceso de este tipo. Junto con una nula coordinación intracomunitaria de la U.E acerca de la política monetaria al comienzo de la crisis, no hizo sino avivar la llama para que los especuladores saquasen una buena tajada de la incertidumbre.

Primero, como decíamos haciendo caer en picado las cotizaciones de ciertas entidades para ganarse una plusvalías, hasta el punto de que por parte de los organismo públicos se tuvo que prohibir las operaciones intradía para apostar contra acciones a la baja durante un tiempo.

Y en segundo lugar, cuando ya el mercado de valores parecía que se había estabilizado, gran parte de estos inversores se paso a invertir en comprar bonos de los estados públicos con muy buenos retornos a través de intereses gracias a que la prima de riesgo estaba cada vez más disparada.

Así muchos agentes financieros que conseguían liquidez a bajo coste conseguían fácilmente colocar parte de sus fondos en una inversión bastante segura, ya que contaba con el respaldo del banco central europeo, quien para evitar que cayera el sistema se preocupó por dejar claro que harían todo lo posible para que la economía financiera y monetaria se mantuviera estable.

Con un panorama así, uno a veces se plantea si es mejor invertir en los mercados de capitales como la bolsa (cuyas posibilidades de que en cualquier momento el valor de las acciones se vayan al carajo, por las decisiones de un tercero que mueve los hilos de la economía o con información privilegiada) o en su lugar es preferible dejar el dinero bien guardado en un deposito a plazo fijo con rentabilidad asegurada, aunque mínima, pero en el que por lo menos sabes que no perderás el capital inicial aportado…

Nuestra recomendación es que si no sabes acerca de empresas, balances, inversión o bolsa, simplemente no arriesgues. Y que si realmente estás interesado en invertir en el mercado de valores, antes de hacer nada de lo que te puedas arrepentir te formes por tu cuenta, en escuelas de negocio y finalmente busques buenos asesores en el mercado como Optimissa Capital Markets – Ver linkedin.com – (que en la medida de lo posible puedan resultar independientes) para ayudarte a seleccionar y analizar títulos de bolsa que sean atractivos para invertir.

De forma que cuando estos se encuentren a precios atractivos de acuerdo a su rentabilidad por dividendos o bien por posibilidades constatadas de revalorización de la acción debido a las circunstancias de la empresa o en el mercado, entonces puedas entrar a ella con un capital y a unos precios que posteriormente te permitan salir de ese mismo título con claras ganancias.

Es decir, antes de meterte en bolsa nuestra recomendación es que estudies, que aprendas y que entiendas lo que sucede en tu entorno. Y solo cuando puedas decirte a ti mismo que comprendes la situación en la que nos movemos, entonces procedas a analizar las empresas. Pero invierte solo en aquellas empresas cuyo modelo de negocio, cuentas anuales y balances seas capaz de entender. Busca perlas sencillas de comprender a nivel de negocio y tendrás mayor seguridad a la hora de recuperar tus capitales de manera rentable y con éxito.

El marketing en la empresa

Aunque a la gran mayoría de nosotros nos resulte familiar reconocer las diferentes estrategias y tendencias del Marketing aplicado a los negocios, lo cierto es hoy en día muchas pequeñas empresas se muestran indiferentes o abrumadas al hacer referencia a este término que en ocasiones puede resultar demasiado ambiguo o desconocido.

Para muchos de estos pequeños negocios, hablar de Marketing y Empresas puede parecer un aspecto reservado exclusivamente para las grandes compañías y marcas, aunque mucho más allá de este concepto equivocado, muchas de sus acciones o decisiones habituales suelen corresponder a un objetivo claramente definido dentro de las múltiples estrategias comprendidas en los procesos de marketing.

Indiferentemente del tamaño o dimensión de cada negocio, existe un objetivo y denominador común: “Generar ventas“. A su vez, y de forma directa y relacionada, también existe un símil en lo que a relación con los clientes se refiere y sumado a ello una especial atención sobre la imagen del propio negocio.

A pesar de que las grandes empresas son conocedoras de las ventajas de este tipo de estrategias, los pequeños negocios también desarrollan multitud de acciones de marketing y publicitarias.

Conocer más a fondo de que forma pueden reforzarse o aprovecharse con un claro objetivo comercial estas acciones, puede servir de gran ayuda para la proliferación de estas pequeñas empresas aunque es debido destacar que nuestra estrategia de marketing podrá variar en función del tipo de negocio o empresa.

Consejos y Estrategias de Marketing para mejorar su pequeño negocio o empresa

Mejorar la imagen corporativa

Puede resultar un aspecto poco importante pero quizás, este sea uno de los factores que a simple vista pueden resultar más determinantes. Mejorar la imagen corporativa de su empresa puede transmitir ciertos valores a sus clientes. Profesionalidad, seriedad, etc…

Si realmente desea que la imagen de su empresa mantenga unos criterios mínimos de calidad, acuda a un profesional y si es necesario rediseñe o mejore la imagen gráfica y corporativa de su marca o negocio.  Aunque ello pueda considerarse un gasto añadido, piense que es una inversión que ayudará a potenciar la imagen que su negocio transmite a sus potenciales clientes.

Mejorar y Renovar la imagen de sus productos

Si su empresa dispone de productos propios. Preste especial atención a su aspecto o presentación.  Debe ser consciente de que un diseño profesional y atractivo puede ayudar a aumentar sus ventas y evidentemetne repercutir en los beneficios de su negocio.

Además es recomendable mantener cierta tendencia regular a actualizar la presentación de sus productos para que estos siempre mantengan un aspecto novedoso.

Incentive a sus clientes

Los clientes son el verdadero grial de los negocios. Nunca olvide que son ellos los que permiten que nuestras ventas sigan funcionando. Incentive la compra a través de ofertas y promociones para los nuevos clientes y disponga de productos, descuentos o regalos accesibles para los clientes más fieles.

Invierta en Merchandising

No piense que por poseer un pequeño negocio no puede invertir en regalos u obsequios con fines publicitarios. El Merchandising es sin duda una forma alternativa de dar a conocer su empresa a través de infinitos objetos útiles con los que puede además obsequiar a sus clientes.

Aprovechar los recursos del medio Internet

Hoy en día gracias a las nuevas tecnologías y el medio internet, los recursos disponibles para promocionar nuestra empresa y servicios han aumentado de forma exponencial.

Dependiendo del tipo de negocio, disponer de su propia web puede ser altamente beneficioso.  Eso sí, no se engañe, su presencia en intenet no le asegura que sus ventas vayan a aumentar de forma considerable aunque ello resulte un objetivo que a través de este medio pueda llegar a alcanzarse.

Piense que quizás Internet puede convertirse en un canal directo desde el cual promocionarse sin limites ni fronteras o desde donde los usuarios pueden conocer con más detalle los servicios de su propia empresa.

Si ha decidido comercializar sus productos a través de internet, intente mantener su sitio web actualizado, bien diseñado y optimizado, y aproveche la posibilidad de anunciarse en buscadores sin la necesidad de realizar grandes inversiones de dinero.

Publicítese en medios locales

A pesar de que Internet puede resultar un medio ideal para promocionar sus productos y servicios a nivel global, no olvide otros medios alternativos que pueden complementar su estrategia en la web.

Quizás puede ser interesante actuar a modo local para aumentar las ventas de su negocio a través de anuncios en prensa, radio o incluso televisiones locales donde la publicidad mantiene unos precios asumibles para las pequeñas y medianas empresas.

Recuerde que la mejor estrategia esta basada en una buena coordinación y aprovechamiento de todas las acciones y recursos disponibles a su alcance y necesidades.

Seguramente existen muchos más recursos, acciones y aspectos a tener en cuenta para mejorar las estrategias comerciales de nuestra pequeña empresa, aunque nunca está de más conocer a algunas de ellas como las anteriormente mencionadas para encontrar un punto de partida por donde empezar.

Fuente:

  • Puromarketing.com

Enlaces relacionados: