Crowdlending, una alternativa atractiva para inversores

Crowdlending

En un momento económico en el que por el dinero en un depósito del banco no se paga nada. El dinero de los inversores, que es rápido e inteligente, se mueve hacia alternativas de inversión que ofrezcan buenas rentabilidades. A ser posible tratando siempre de recalar en inversiones con cierta liquidez y garantías, tal que les permita poder disponer del mismo en un momento dado y sin deshacer la inversión con minusvalías.

Adicionalmente, puesto que los tipos de interés de los bonos a medio y largo plazo también aportan débiles rentabilidades, cualquier alternativa financiera es bien vista potencialmente a los ojos de los inversores.

En este sentido, cobra importancia el crowdlending como nueva forma de generar retornos financieros para quienes disponen de capital económico para invertir.

El crowdlending consiste en hacer préstamos con tu propio capital a terceras personas o empresas a cambio de la devolución del capital, en un periodo de tiempo concreto, y el abono de los intereses.
Es decir, a través del crowdlending las plataformas facilitan a prestamistas particulares poder convertirse fácilmente en financiadores de proyectos empresariales de otros empresarios a través de prestamosp2p.

Ya que gracias a su aportación, junto con la de otros muchos, estas empresas que solicitaron financiación alternativa a la bancaria podrán beneficiarse de reunir el capital necesario para acometer las inversiones necesarias de su plan de negocio (sin tener que ampliar capital social) a cambio, obviamente, de devolver tanto el principal como los intereses a todas aquellos inversores que confiaron en ellos.

Se trata, por tanto, de que gracias al crowdlending un particular a través de una plataforma pueda participar en un negocio de financiación colectiva, sin tener que ser él a título individual el que asuma todo el riesgo que supone financiar un proyecto o a una persona con tu propio capital. Y precisamente como consecuencia de ser muchas personas las que analizan la oportunidad de inversión, junto con las plataformas en las que se publican los proyectos, lo que ocurre es que los riesgos se minoran ya que las alternativas de inversión son analizadas por un gran número de personas antes de invertir, y existe mayor probabilidad de éxito (por el bien de todos) de acertar con los proyectos y empresas que mayor éxito parecen proyectar.

Las oportunidades financieras que aparecen en crowdlending suelen ser para cubrir el capital circulante de las empresa a corto plazo (meses) y no tanto para ir destinadas como financiación a largo plazo de grandes proyectos de inversión. Por lo que el riesgo de la no disponibilidad de tu inversión se reduce y acota.

Además, no hace falta ser un gran adinerado para poder participar como prestamista en estas plataformas. Con pequeñas cantidades también se puede participar en estas oportunidades de negocio. Solo destacar que cuando se mueven pequeños capitales, cuanto menos veces se muevan del circuito mejor para no tener costes transacciones derivados de las operaciones de compra-venta que mermen la rentabilidad.

Aún así, no deja de ser una actividad fuera de riesgo. Ya que obviamente, se puede fallar como inversor y participar en algún préstamo que no salga bien y por tanto que resulte complicado la recuperación del capital invertido. A más riesgo, más rentabildiad. Por esto, cabe recordarse uno mismo en qué liga puede jugar y también que el dinero para invertir conviene siempre que sea un dinero que no vayas a necesitar utilizar en un horizonte de tiempo cercano.

En definitiva, en temas de dinero, siempre hay que ser cauto pero abierto a nuevas opciones y alternativas. El crowdlending es una de ellas que ha venido para quedarse durante mucho tiempo y que la veremos no solo popularizarse sino mejorar cada vez más para tener mejores sistemas de intercambio de información y filtrado de proyectos de inversión.

0 Respuestas a “Crowdlending, una alternativa atractiva para inversores”


Los comentarios están cerrados.