Cómo es la formación e-learning en las empresas

Formacion

La formación a distancia, también conocida como e-learning o formación online, cada vez dista menos de la formación presencial gracias al avance de las nuevas tecnologías. En la actualidad se disponen de medios para hacer que el consumo de la formación e-learning esté no solo a la misma a la altura, sino que pueda llegar a ser considera de mayor calidad.

El motivo fundamental es la gran facilidad que ofrece consultar todas las veces que sea necesario durante el estudio los materiales didácticos ofrecidos en el curso, ya sean en formato vídeo o en formato digital como una presentación o ebook. Así como el hecho de poder utilizar durante el estudio, varias fuentes de información simultáneas que permitan completar las tareas o problemas que solicita el profesor con mayor facilidad.

Otra de las ventajas que ofrece la formación e-learning para empresas es que los estudiantes de los cursos, dado su complicada agenda, en la que a menudo tienen que estudiar a la vez que trabajar y atender sus obligaciones personales. Obtienen un plus de flexibilidad tal que los alumnos pueden organizarse para dedicarle un determinado número de horas a lo largo de la semana y el mes allá cuando mejor les convenga. Sin necesidad, de sentirse atado por un horario o estresados por un agenda. Sino que gracias a la flexibilidad de esta tipología de estudios, el momento, el día y la dedicación que un alumno se propone se puede ir adaptando a las particularidades de agenda que tiene cada estudiante.

La tutorización y el contacto con el profesorado también puede consolidarse gracias a la utilización de vías de relación y comunicación tan simples y efectivas como las videollamadas uno a uno para aclarar dudas, el correo electrónico y los webminars, que son tutorias comunes para un grupo de alumnos que se encuentran en un momento de estudio similar. En estos, el profesor a lo largo de una sesión que puede durar varias horas va resolviendo todas las preguntas de los alumnos. Además, una de las grandes ventajas de organizar la resolución de dudas de esta manera es que todo este contenido audiovisual puede quedar grabado y con la correspondiente edición, o incluso sin edición, servir de base de conocimiento para los nuevos alumnos cuando lleguen a un determinado punto del curso. Es decir, cuantos más seminarios online se organizan para resolver las dudas frecuentes de los alumnos, más contenidos se tienen para posteriormente incorporar al curso inicial y mejorarlo.

En cuanto al contacto entre alumnos y ex-alumnos, se puede incentivar a través de la creación de comunidades virtuales. Utilizando, por ejemplo, foros de alumnos de manera que bien atendidos tanto el profesor pueda resolver preguntas como alumnos puedan resolver cuestiones más básicas entre ellos. Incluso si se hace extensivo a antiguos alumnos y se dota al sistema con reconocimientos como si fuera un foro y se sigue permitiendo entrar a los ex-alumnos más veteranos y con más conocimientos, estos pueden aportar soluciones de gran interés a veces casi a la misma altura de las respuestas que daría el profesor. Y es que ya se sabe eso de que el alumno puede superar al maestro. En este sentido, lo mejor suele ser un foro cerrado (con funciones personalizadas ad-hoc), aunque también los grupos privados en redes sociales podrían servir de utilidad para este propósito. En cualquiera de ellos, los usuarios pueden tener perfiles individuales que permita la conexión entre los miembros favoreciendo el networking y mejorando las vías de aprovechamiento del curso online.

Adicionalmente, en la formación e-learning se puede hacer dinámicas sociales con el objetivo de favorecer un mayor engagement con la materia sobre la que está aprendiendo, una mayor motivación para la consecución de tareas y además un incremento de la competitividad entre los alumnos que realizan el curso con objeto de sacar u obtener las mejores calificaciones. Para lograrlo hay que pensar muy bien la gamificación a emplear, definiendo cuáles van a ser los retos y cuáles serán los premios. La idea es que ambos sean suficientemente atractivos para que ayuden a los alumnos a completarlos en forma y tiempo.

Por último, y no menos importante, en la formación e-learning las empresas tienen un control total acerca del aprovechamiento que están haciendo los alumnos inscritos, no solo el número de personas que inician el curso y lo completan, sino las calificaciones en tiempo real y por supuesto el número de horas que le están dedicando o han dedicado de media para acabar la formación.

La formación a distancia es por tanto, a día de hoy, una realidad cada vez más interesante para las empresas y los usuarios que buscan aprender y certificarse en diferentes materias, por todas estas ventajas que hemos visto y por otras muchas como el hecho de no tener que desplazarse para estudiar y sobre todo porque gracias a la formación e-learning se puede acceder a cursos, grados, másteres y post-grados de gran calidad que otra manera sería imposible que muchas personas pudieran valorar el hecho de hacerlo.

La formación a distancia para mucha gente, no es solo una opción, sino que es una realidad plausible hasta el punto que les resulta la mejor vía para conseguir sus objetivos.

0 Respuestas a “Cómo es la formación e-learning en las empresas”


Los comentarios están cerrados.